Los Ecosistemas de Agroemprendimiento como Semillero de Innovaciones para el Campo Mexicano

Después de participar en el Foro EF Agro organizado por el Financiero, Bayer y el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el pasado 5 de marzo, especialistas coincidieron en que México debe empoderar a los pequeños productores con innovación, crédito y apoyos de gobierno focalizados en zonas estratégicas.

En esta línea se hace notoria la necesidad de lograr los equilibrios entre un sector de agricultores comerciales pujante -que ha contribuido sustancialmente al incremento de las exportaciones, colocando a México como el 10° exportador de alimentos a nivel mundial- y otro sector compuesto por 5 millones de pequeños agricultores que requieren mejores condiciones productivas, sociales y de conocimiento para explotar su potencial y contribuir así en la producción sustentable de alimentos sanos que la población mexicana necesita.

La tarea no es fácil, ya que sumado a ello, el mundo enfrenta retos importantes que impactan de manera frontal al sector, y de los cuales, Manuel Bravo, Director de Bayer Crop Science México, señala como los más destacados:

1. La competencia por el uso del agua, considerando que el 70% de ella se utiliza en las actividades agrícolas y tiene la presión de la industria y el uso doméstico; en tal magnitud, se estima que, en 10 años, de cada 100 litros de agua que se demanden, sólo podrán abastecerse 40 de ellos.

2. La pérdida de alimentos posterior a la fase de cosecha, originado principalmente por las limitaciones de infraestructura, almacenamiento, redes de frío eficientes y la falta de sensibilización de los consumidores, lo cual genera que 1,300 millones de toneladas de alimentos se desperdicien cada año en el mundo.

3. La migración estimada de 143 millones de personas en el mundo para el año 2050, como resultado de los efectos del cambio climático, toda vez que estas personas enfrentarán inundaciones en sus tierras o la falta de agua en zonas con vocación agrícola.

Los especialistas coinciden en que estos retos no podrán ser atendidos con la misma receta que se ha venido utilizando desde la Revolución Verde. Albert Einstein decía que, si se querían obtener resultados diferentes, deberían hacerse las cosas distintas, y está claro que el campo mexicano debe lograr una transformación poniendo énfasis en la vinculación de los sectores privado, público y académico o de investigación, para lograr que el sector agroalimentario sea competitivo, equitativo, con visión social y respetuoso del medio ambiente y la biodiversidad.

Los temas que están impulsando esta trasformación son: big data, agricultura de precisión, sustentabilidad, blockchain, inteligencia artificial, innovación social y robótica, entre otros.

Existen experiencias importantes y casos de éxito que pueden servir para dar una orientación de cuál sería el camino a seguir, sin embargo, se necesitan articular los esfuerzos para potenciar los resultados, apostar a las nuevas generaciones, conectar con otros ecosistemas que están generando innovaciones, y desarrollar modelos de negocio innovadores y flexibles, pensados en las tendencias de los consumidores en sus diferentes segmentos.

El sector agroalimentario de México está en vías de integrarse a la digitalización y sus actores deben estar preparados para sumarse a ella y conectar el agricultor, con la innovación, y en su caso, importar aquellas innovaciones que el campo requiere.

En el corto plazo, seremos capaces de hiperpersonalizar la atención a los productores a partir de la recolección de datos, la trazabilidad y la inteligencia artificial, de tal forma que se podrá acceder a recomendaciones específicas y en tiempo real para dar tratamiento a los cultivos, conocer los precios de mercado, las preferencias de los consumidores, entre otros.

Andrés Valdivieso, Fundador y Director de innovación de Anastasia IA, enfatizó que los actores del sector agroalimentario no nos hemos dado cuenta del potencial que tiene México para ser punta de lanza en materia de innovación y ser un referente en América Latina.

El entorno emprendedor en México evidencia avances importantes en materia de agricultura de precisión, recolección de datos y otras tecnologías, sin embargo, el sector agroalimentario requiere de esfuerzos diferentes para la generación de nuevas tecnologías, innovaciones y negocios agro-tecnológicos.

StartUp Europe Awards, es una iniciativa sin fines de lucro que fue implementada en Europa en el año 2015, a través de la cual se realiza un concurso anual para identificar e impulsar a empresas jóvenes con alto potencial de escalabidad y con un fuerte componente tecnológico. En la primera edición para México, el objetivo del concurso es consolidar el ecosistema de agroemprendimiento e impulsar a las StartUps del sector hacia nuevos mercados de forma más competitiva.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el 5 de mayo de 2019 y pueden realizarse a través de la página de internet

La premiación consiste en un ticket de aceleración con valor de 15,000 dólares que incluye capacitación y acompañamiento técnico en Bruselas, un programa anual de consultoría en México, un programa de asesoría para potenciar el acceso a oportunidades de financiamiento que ofrece la Unión Europea y la incorporación a una red de contactos que impulsen inversiones en las StartUp.

La premiación de los ganadores en cada una de las categorías participantes se llevará a cabo en el marco del AGROFEST y Primer Encuentro de Emprendimiento a realizarse en el mes de noviembre de este año en la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *